Portada » Blog » 5 ventajas de preparar tu propio menú semanal

5 ventajas de preparar tu propio menú semanal

Hoy en día, una problemática recurrente entre los adultos es encontrar el equilibrio perfecto entre el trabajo, la vida social y el deporte, sin descuidar en el medio la dieta. Para evitar los inconvenientes de cocinar, una tendencia que ha ganado terreno recientemente es la preparación de un menú semanal. Que no sólo ahorra tiempo, sino que también permite mantener un seguimiento constante de los que comemos durante la semana, aportando además la posibilidad de optar por una opción más saludable.

1. Ahorra tiempo

El tiempo en la actualidad no le sobre a nadie. Sin embargo, durante el fin de semana, es posible que encuentres algunas horas para preparar tu propio menú semanal, que te acompañará en los próximos 7 días de la semana. Estudios demuestran que una persona promedio pasa aproximadamente 40 minutos todos los días para preparar su comida. Sin embargo, al cambiar esta tendencia, reduciendo los tiempos de cocción a períodos más cortos en una tarde de fin de semana, puedes liberar una cantidad bastante significativa de tiempo libre en las noches de tu semana, que puedes ocupar para concentrarte en otras cosas o simplemente para hacer algún tipo de actividad en tu gimnasio en casa.

2. Ahorra dinero con tu menú semanal

La tendencia de optar por comer fuera de casa, producto del poco tiempo con el cuentas durante la semana, genera un gasto bastante significativo, que repercute negativamente en tu economía. Puede parecerte sorprendente el ahorro que simboliza la preparación de un menú semanal, donde seas tú mismo el que cocina las comidas para la semana. Existen varias opciones fáciles y rápidas que puedes optar sin la necesidad de tener un gran conocimiento ni talento culinario. Sólo es cuestión de determinar cuáles son tus necesidades y tus preferencias a la hora de comer.

3. Congela tu menú semanal

Para poder preparar tu propio menú semanal es importante que prestes atención a ciertas cuestiones. Primeramente, ten en cuenta la posibilidad de realizar compras en grandes cantidades. En este sentido, tendrás una abundante cantidad de ingredientes que puedes implementar en tus comidas semanales. Por otro lado, al realizar comidas para consumir con posterioridad es importante que a medida que cocines vayas congelando las preparaciones, prolongando su vida útil y permitiéndote disponer de ellas durante la semana.

4. Dieta más saludable

Los estudios han demostrado que la planificación de un menú diario te ayuda a tener una dieta más variada y de mayor calidad, disminuyendo la probabilidad de sufrir obesidad en el futuro. Obviamente, para notar resultados, siempre es recomendable fusionar una dieta de este estilo con actividad física (No hay necesidad de ir a un gimnasio para hacer ejercicios, puedes optar por productos como bicicletas estáticas, cintas de correr o máquinas fitness, que son fáciles de instalar en la comodidad de tu casa). Puedes seleccionar tus propios ingredientes saludable, dándote la oportunidad de tener la seguridad de saber exactamente qué hay en cada comida que ingieres, una gran diferencia con el consumo de comida rápida, que pueden contener una gran cantidad de productos químicos o conservantes, de los cuales no tienes conocimiento.
Esto no sólo contribuirá a una mayor calidad de vida, sino que también, te proporcionará mayor resistencia en los deportes que practiques o en la actividad física que lleves a cabo. Así te dará fortaleza, te sentirás más liviano y con mayor energía.

5. Comidas permitidas

Por supuesto, cualquier alimento puede consumirse siempre que se haga con atención y moderación. Preparar tu propio menú diario te ofrece un mayor nivel de control en la preparación de comidas, generando que sea más fácil programar tu dieta para la semana. Sin embargo, a veces, es posible que desees un «permitido«, es decir una comida en un restaurante o un postre tentador. No necesitas sentirte culpable de consumir estas cosas, te lo has ganado después de pasar por la práctica equilibrada de la preparación de tus comidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *