Portada » Blog » Cómo comenzar a ponerse en forma

Cómo comenzar a ponerse en forma

Muchas son las razones por las cuales, es necesario ponerse en forma. Todos hemos escuchado la típica frase “El lunes, comienzo”. Sin embargo, son pocas las personas que realmente llevan a cabo esta promesa.

La parte difícil llega, cuando debes seguir adelante. Comenzar tu viaje hacia un nuevo estilo de vida saludable no siempre es fácil. Sin embargo, es importante que prestes atención a ciertos consejos para ponerse en forma, que pueden ayudarte a establecer una rutina sostenible para lograr tus objetivos de acondicionamiento físico.

7 consejos para
ponerse en forma

#1 Se honesto contigo mismo

Algunas personas están comprometidas a levantarse temprano y hacer ejercicio por la mañana o hacerlo después del trabajo. Uno no es mejor que el otro, se trata de lo que funciona mejor para ti. Tú te conoces mejor a ti mismo, así que sé honesto contigo mismo al hacer tus planes de entrenamiento. Si por naturaleza no eres una persona madrugadora, en realidad no te levantarás temprano para hacer ejercicio, especialmente si no te gusta mucho hacerlo.

Lo mismo ocurre con la renovación de tus hábitos alimenticios. Si eres muy goloso, te sentirás miserable si intentas eliminar los dulces por completo. Tampoco es probable que tengas éxito con una estricta regla de «no dulces».

Estás tratando de establecer hábitos nuevos y saludables, y establecer hábitos no es exactamente fácil. No te lo ponga más difícil al establecer una rutina de ejercicios o metas de alimentación saludable que no se alineen con tu personalidad.

#2 Establecer metas realistas al ponerse en forma

Cuando eres nuevo haciendo ejercicio para ponerse en forma, establecer grandes metas puede ser abrumador. En su lugar, comienza con metas más pequeñas y alcanzables, como comprometerse a realizar 30 minutos de actividad física al día o hacer ejercicio tres veces a la semana.

Si no estás seguro de por dónde empezar, contrata un entrenador personal y discute tus objetivos; él o ella podrá ayudarte a crear un plan para lograr esos objetivos. Al abordar tus hábitos alimenticios, habla con tu médico o nutricionista para asegurarte de que los cambios que realices sean saludables y estén en consonancia con los resultados deseados.

#3 Trata tu entrenamiento como una reunión

No te saltarías una reunión de trabajo o una cita con el médico, así que trata tu entrenamiento con el mismo compromiso. Cuando hacer ejercicio no es tu actividad favorita, es muy fácil encontrar excusas para evitarlo. Hay un millón de razones para no hacer ejercicio.

Establece tu horario de entrenamiento y cúmplelo. Si surge algo que interrumpe uno de tus entrenamientos planificados previamente, no lo omitas, vuelve a programarlo.

#4 Encuentra un entrenamiento que te guste

Es simple, no estarás motivado para hacer algo que no te guste, pero si hay un ejercicio, entrenamiento o clase que realmente disfrutas, estarás emocionado de hacerlo.

Si odias correr, busca otra cosa, no dejes que esa sea la razón por la que abandones tu rutina para ponerse en forma. Habla con tu entrenador sobre la posibilidad de probar diferentes cosas, máquinas, métodos y ejercicios y considera la posibilidad de tomar una clase. Hay tantos tipos diferentes de clases de ejercicios ahora, desde yoga y pilates hasta spinning y baile. Prueba cosas diferentes y ve si hay algo que realmente te guste. Puedes probar a través de clases online personalizadas

Por otro lado, en la actualidad, hay una gran cantidad de sitios web donde puedes conseguir todo lo necesario para armar tu propio gimnasio en casa, desde máquinas fitness hasta ropa deportiva. En este sentido, te quitará el peso de salir de tu casa, pudiendo adaptar mejor el entrenamiento a tu rutina. Sólo es una cuestión de adaptar tus compras a tus necesidades.

Cuando realmente disfrutas de lo que estás haciendo, ya no se sentirá como un trabajo.

#5 Encuentra tu motivación para ponerse en forma

Todos tenemos diferentes motivadores y una de las claves para cumplir con tu compromiso de ponerse en forma es encontrar el tuyo.

Si trabajas mejor cuando otra persona te acompaña, busca un compañero de entrenamiento que te mantenga motivado y encaminado. Si necesitas palabras de aliento y responsabilidad sin un compañero de entrenamiento, consulta tus perfiles de redes sociales y publica sobre tu progreso. Si tu objetivo es empezar a practicar un deporte, correr un maratón o hacerte más fuerte, tenlo en cuenta cuando necesites un impulso de motivación. Recuérdate a ti mismo que estás trabajando para lograr algo que es significativo e importante para ti y te ayudará a superar los momentos difíciles.

#6 No ignores tus hábitos alimenticios

Si tienes hábitos alimenticios poco saludables, ponerse en forma será exponencialmente más difícil, sin importar cuánto ejercicio hagas. Si bien las dietas de moda y las limpiezas rápidas son tentadoras, no sientan las bases para un estilo de vida saludable y sostenible.

En cambio, comprométase a comer mejor y a limitar sus vicios. Empieza con cambios sencillos. Si te encuentras en el servicio de comida rápida la mayoría del tiempo, ve solo una vez a la semana o comprométete a cocinar en casa al menos cinco noches a la semana, también puede ayudarte hacer un menú semanal, organizando todas tus comidas. Esfuérzate para hacer cambios sustanciales, pero que no sean tan extremos que no los puedas cumplir constantemente.

#7 Sigue adelante

Cuando se trata de hacer ejercicio y ponerse en forma, siempre hay algo que es mejor que nada. Cuando sientas que vas a resbalar, esfuérzate para hacer solo un poquito. No somos perfectos, pero presionar un poco cuando no quieres, te ayudará a mantenerte encaminado y te hará sentir bien por haber cumplido tu compromiso. Recuerda que estás haciendo todo esto por una razón y que es buena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *