Portada » Blog » Ejercicios para mejorar los dolores musculares y articulares

Ejercicios para mejorar los dolores musculares y articulares

Dolores musculares y articulares

En la actualidad, es muy común que por el uso de la tecnología por muchas horas en posiciones poco ergonómicas, tendamos a tener dolores articulares y musculares. Más allá de la utilización de masajeadores o almohadillas térmicas, existen diversos tipos de ejercicios que pueden ayudar a mejorar por completo estos dolores y hasta en algún punto prevenirlos.

Muchos especialistas sugieren que las personas con dolores musculares y articulares crónicos realicen ejercicios aeróbicos de bajo impacto, como caminar, nadar o andar en bicicleta, de tres a cinco veces por semana, y eventualmente llegar a sesiones de 30 a 60 minutos cada una. Sin embargo, siempre asegúrate de hablar con tu médico sobre tus posibles planes de ejercicio antes de comenzar.

En otras palabras, no uses los dolores musculares y articulares como una excusa para no hacer ejercicio. En cambio, conviértelo en tu razón para ponerte en movimiento.

Ejercicios para los dolores musculares y articulares

Caminata

Este es un ejercicio completamente gratis, puedes hacerlo casi en cualquier lugar, sin necesitar de entrenamiento especial, siendo fácil para aliviar los dolores musculares y articulares. Caminar puede ayudarte a mantener un peso saludable o a perderlo, lo que resulta en menos estrés en tus articulaciones. Además, caminar puede mejorar la salud de tu corazón y la de tus huesos.

Sin embargo, si no te gusta caminar al aire libre o estás atravesando un aislamiento, puedes optar por utilizar cintas de correr en su modo más bajo. Así, será mucho más fácil para ti, no olvidarte de realizar ejercicios. Estando en tu casa, mientras caminas, puedes ver una película o serie, lo que hará que el tiempo pase mucho más rápido.

Natación

El agua es un gran lugar para aliviar los dolores musculares y articulares, donde los músculos se estiran y las articulaciones se relajan. Así que ve a la piscina para hacer ejercicio aeróbico.

Nadar o probar caminar en el agua o una clase de aeróbic acuático, es una muy buena opción.

La natación ayuda a controlar el peso, mejorar el estado de ánimo y el sueño, lo que es bueno para la salud en general.

Entrenamiento de fuerza

Si bien, puede sonar contradictorio pensar en realizar este tipo de ejercicios con dolores musculares o articulares, cuanto más fuertes sean tus músculos, menos tensión habrá en sus articulaciones. Así que no le tema a las pesas, porque son una excelente manera de fortalecerse y aumentar tu masa muscular.

Este tipo de ejercicios aeróbicos y de resistencia combinados pueden mejorar tu capacidad aeróbica, resistencia y fuerza.

Experimenta con máquinas de pesas, pesas libres y bandas de resistencia. No hace falta que vayas a un lugar. Puedes hacer todo esto con tu propio gimnasio en casa, tomando clases online. Empieza lentamente y aumenta tu intensidad gradualmente. Trata de hacer dos o tres días a la semana, de ocho a 10 ejercicios diferentes que trabajen diferentes grupos de músculos grandes en todo el cuerpo.

Ciclismo

El ciclismo es una excelente forma de ejercicio aeróbico que es suave, lo que ayuda a mejorar los dolores musculares y articulares. Sin embargo, conlleva el riesgo de caerse, por lo que es importante conseguir el tipo de bicicleta adecuado para tu cuerpo. Siempre es recomendable buscar bicicletas cómodas, reclinadas, de montaña o híbridas, todas las cuales tienen buena estabilidad y manejo.

Pilates para dolores musculares y articulares

Pilates se enfoca en fortalecer y mejorar el control de los músculos, brindándole un entrenamiento de bajo impacto que puede aliviar la presión en tus caderas y otras articulaciones. Este entrenamiento también puede ser útil para controlar los dolores musculares y articulares. Sin embargo, es importante advertir a las personas que sigan su propio ritmo en una clase de Pilates, preguntando al instructor sobre las modificaciones frente a dolores crónicos.

Los ejercicios de equilibrio, como caminar hacia atrás o pararse sobre un pie, también son valiosos para aumentar la estabilidad y evitar caídas. Solo ten en cuenta que es posible que debas modificar algunas posturas para disminuir la tensión en las articulaciones y posiblemente integrar accesorios para ayudar con tu equilibrio.

Disminuye dolores musculares y articulares en casa

No siempre tienes que ir al gimnasio o incluso a la calle para hacer un buen ejercicio. Hay muchas actividades que puedes realizar en tu hogar. Dale a tu casa una limpieza a fondo o trabaja en tu jardín, arrancando malas hierbas, rastrillando hojas o cortando el césped.

Mientras estés en casa, practica el equilibrio sobre una pierna para mejorar la fuerza y ​​la estabilidad. Improvisa ejercicios de fortalecimiento usando una silla para pasar de estar sentado a pararse, o levanta pesas con las manos. En internet existen infinidad de sitios web donde puedes adquirir productos para crear tu propio gimnasio en casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.